Torre Eiffel de Glasa real. Tarta París

martes, marzo 15, 2016

Después de varias sugerencias de que hiciera una tarta inspirada en París por fin la he hecho. Una tarta de dos pisos, uno de 20 cm de diámetro y otros de 15, ambos de 10 cm de altura y de ganache de chocolate blanco. 

Voy a aprovechar para explicaros dos nuevas técnicas: 

♥ Cómo hacer una Torre Eiffel sencilla con glasa real o royal icing 

Esta semana os enseñaré a hacer la Torre y la semana que viene el degradado, un efecto muy bonito ¿no?

He peleado bastante con esta torre, la estructura es muy delicada y se quiebra con un suspiro, hasta que no he acertado con el espesor de la glasa y el tiempo de secado, he hecho bastantes torres. Pero por fin lo logré, así que os vais a ahorrar con este tutorial un buen número de horas de trabajo, no tendréis que experimentar.


Porque no es nada difícil, sólo hay que ser delicado y tener paciencia en el secado, mucha paciencia, si intentáis levantar las piezas antes de tiempo... se quebrarán.

He hecho un vídeo donde os explico todo el proceso, espesor de la glasa, tiempos de secado... aquí os lo pongo https://youtu.be/o5QA2vJKGDs



Si queréis hacer esta tarta al completo, todas las técnicas que veis en ella están explicadas en el blog y en mi canal de Youtube paso a paso, os voy a hacer un listado:

♥ Receta de Glasa Real (Aunque hace tiempo que compro un preparado que sólo hay que añadir agua y estoy muy contenta con él)
Bizcocho para tarta fondant.
Ganache de chocolate blanco (Esta tarta era de Ganache)
♥ Cómo forrar una tarta con bordes perfectos con ganache.
♥ Cómo montar una tarta de varios pisos.
♥ Puntos perfectos de glasa real.
Flores sencillas de azúcar.


Faltaría la técnica del anochecer pero esta la explico con todo detalle la semana que viene.

Para poder hacer esta torre necesitáis la plantilla, os la pongo a continuación, debéis guardarla en vuestro equipo e imprimirla en tamaño A4


Cómo os he explicado en el vídeo, os recomiendo que imprimáis un mínimo de dos plantillas para hacer cuatro torres, son muy delicadas y es relativamente rápido hacerlas cuando ya tienes la base preparada y la glasa real lista en la manga pastelera, así que cuesta poco trabajo ser precavido.

La herramientas que vais a necesitar son las siguientes:

♦ Dos boquillas, una del número 2 y otra del 3
♦ Un adaptador pequeño de boquilla
♦ Una manga pastelera desechable
♦ Un punzó o palillo
♦ Grasa vegetal
♦ Varias láminas de acetato
♦ Cinta adhesiva
♦ Una superficie lisa para trabajar
♦ Un trozo de corcho blanco, poliespán, o una tarta falsa
♦ Brochetas o palitos de madera
♦ Gomas elásticas
♦ Colorante en Polvo comestible metálico color plata envejecida
♦ Unas gotitas de una bebida alcohólica blanca, yo uso anís, para añadir al colorante en polvo

PROCEDIMIENTO

1º Prepararemos la glasa real o royal icing. La consistencia tiene que ser espesa, antes de rellenar la manga pastelera podéis hacer pruebas de consistencia con las boquillas. Poned un poco de glasa dentro de una boquilla y presionar con el dedo a la vez que dibujáis una cruz, los trazos deben quedar independientes, no fundirse en uno sólo, se debe apreciar la primera línea que se ha dibujado y la segunda por encima de la primera. Debéis añadir, azúcar o preparado de glasa real hasta conseguir ese espesor. 


2º Pegaremos la plantilla y el acetato a la base para trabajar y le aplicaremos una capa de grasa vegetal muy fina, tipo margarina.


Rellenaremos la manga pastelera y calcaremos con la glasa real la torre. Primero perfilaremos toda la torre con la boquilla del número tres, después con la boquilla del número 2 dibujaremos todas las líneas del interior. Como la glasa real está bastante espesa quedarán picos en el dibujo, con el punzón o un palillo los aplanaremos. Dejaremos secar dos días.


4º Con mucho cuidado retiraremos las torres de la base de trabajo, si la torre no se despega de la misma, levantaremos suavemente el acetato.


5º Volveremos a preparar la base de trabajo como hemos hecho anteriormente, pero esta vez con los círculos que hay en la plantilla, en esta ocasión pegaremos la plantilla de los círculos y el acetato a un corcho blanco o poliespán.


6º Mediremos donde pondremos la torre, quedando las patas de la misma en el centro de lo círculos, situaremos uno de los palitos de madera, retiraremos la torre, se puede romper si no lo hacemos, y lo clavaremos en el corcho.


7º Volveremos a poner la torre sobre el palito clavado y calcularemos donde clavar el segundo de los palitos, retiremos la torre y volveremos a clavar. Pondremos un poco de grasa vegetal sobre el acetato.


8º Situaremos la torre entre los dos palitos, y pondremos una goma elástica para unir suavemente los dos palitos y de esta forma que sujeten la torre.


La goma debe quedar suelta, sólo para que una un poco los palitos, si la apretamos demasiado podría partir la torre.


9º Rellenaremos los círculos con glasa real usando la boquilla del número 3 y cubriendo también las patas de la torre. Dejaremos secar un mínimo de dos días, aunque quedará mucho mejor si lo dejamos tres días.


10º Sólo nos queda pintarla con colorante comestible en polvo plateado. Dejaremos secar el colorante unas horas.


La torre estará lista para poner en la tarta, pegándola a la misma con unos puntos de glasa real.



Y así de bien lucirá sobre nuestra tarta, las torres que nos sobren las podemos guardar hasta tres meses, yo las meto dentro de una caja de galletas envueltas en servilletas de papel.

La semana que viene os enseñaré a hacer el anochecer en tarta fondant. 

Besitos ♥

También te puede interesar...

0 comentarios

Subscribe