lunes, 8 de febrero de 2016

Cómo hacer una tarta falsa


Aquí podéis ver una de mis últimas tartas fondant, una tarta de inspiración vaquera, o tarta cowgirl, esta tarta guarda un secreto en su interior, uno de sus pisos es falso, el de abajo, es un truco que repito en muchas de mis tarta, me gusta hacerlo porque la tarta es más espectacular y no me paso en las raciones, así ahorro en trabajo y en coste. ¿qué os parece?


La tarta es muy sencilla, la decoración es muy fácil y en el blog y en mi canal de Youtube os explico algunas de las técnicas que he usado:

♥ La flores, hechas de pasta de goma y un punto de glasa real, son las mismas flores que hice en la tarta de Violetta, donde podéis encontrar un vídeo, lo único que varía es el colorante que he usado para dar color a las flores, en esta ocasión rosa con un punto de amarillo.

La soga, o cuerda que he hecho con mi pistola de fondant y fondant marrón, en Youtube podéis ver el vídeo y en la publicación de la tarta de los ositos dulces en globo también os explico como hacerlo.

♥ Los bordes afilados de las tres tartas, os expliqué mi secreto en el vídeo anterior.

♥ Tarta de ganache de chocolate blanco y  ganache de Candy melts con bordes perfectos.

Y hoy os traigo como novedad cómo forrar una tarta falsa y como montar una estructura con tarta falsa, y como es habitual he hecho un vídeo https://youtu.be/tc9RbV9DVfM



Si la tarta fuera en su totalidad falsa aun sería mucho más fácil, forraríamos todos los dummy, todas las tartas falsas y las apilaríamos pegándolas con glasa real, aunque podríamos usar cualquier pegamento ya que no es comestible, pero me gusta usar la glasa porque no estropea la tarta falsa y después la puedo volver a utilizar en otras tartas.


En la tarta central he recortado el fondant para crear la silueta de un caballito, he usado una plantilla, os la voy a subir aquí en el blog, pinchad sobre la imagen inferior guardarla e imprimirla en tamaño A4, he usado la silueta más grande, he puesto varios tamaños para que elijáis la que mejor se adapte a vuestra tarta.


Sólo tenéis que recortar el caballito, extender fino el fondant, lo he coloreado con un poco de colorante negro para dale al fondant color gris, poner la plantilla sobre él y con un cuchillo muy afilado recorta la silueta. Después con cuidado la he pegado a la tarta con pegamento comestible y la he pintado con el colorante plateado.

También he pintado con el mismo colorante, las estrellas y las herraduras con colorante en polvo plateado para alimentos, he diluido un poco de este colorante en unas gotitas de una bebida alcohólica blanca, en mi caso anís, a pesar de hacerlo la tarta también la puede consumir los niños, el alcohol de evapora y sólo queda la pintura comestible y un agradable sabor a anís. Las estrellas y las herraduras no las he pegado en la tarta una vez recortadas, las he dejado secar sobre un papel vegetal, papel de horno, donde también les he aplicado el color. Una vez secas las he pegado a la tarta con una pizca de pegamento comestible.


La tarta está coronada por un sombrerito blanco, no he hecho tutorial, es una figura muy sencilla, para aligerar peso, esta vez no lo he hecho macizo, el corazón de este sombrero es de papel de aluminio que he forrado de fondant, como hice con el cuerpo del cangrejo en verano pasado.


Y este ha sido el resumen de esta tarta, una tarta de más de 30 raciones, que me llevo hacerla aproximadamente 15 horas... sin contar la limpieza de la cocina y el tiempo que me llevó pensar el diseño, preparar las plantillas... ufff sólo los que hacemos estos trabajos sabemos el esfuerzo que supone, y sin contar el lío que se forma en la cocina y durante días adornos de la tarta ocupando parte de ella. Al final del vídeo que grabé creo que se me notaba el cansancio acumulado, la noche anterior dormí poco y además me levanté pronto para garbar.


Dos kilos y medio de fondant, un kilo de chocolate blanco, 600 gramos de Candy melts, huevos, un litro de nata, azúcar, harina, pasta de goma, colorantes, herramientas, bandejas... yo no vendo repostería, ni tengo un obrador, si además sumase impuestos y demás costes del local ¿cuanto creéis que costaría una tarta así? no creo que ninguno de mis conocidos pagasen lo que vale... ni siquiera ninguno de los vecinos de mi barrio, jajaja, y me preguntáis por qué no me dedico a vender repostería... creo que con esta reflexión ya os he contestado. 

Aquí termino, hoy estoy un poco... de bajón... de ahí mis palabras pero en un rato se me olvida y empiezo con una nueva tarta... no lo puedo evitar... me gusta demasiado...

Besos ♥
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...