Mi primera Tarta Fondant

domingo, noviembre 28, 2010

He pensado que tenía que inaugurar este blog poniendo la primera tarta que hice con está técnica de decoración de tartas. Elaborar una de estas tartas en muy laborioso, conlleva mucho trabajo, tiempo y paciencia, y más si es la primera vez, pero cuando descubrí este tipo de repostería tuve que ponerme a ello, porque me parecen las tartas más bonitas y originales que he visto nunca. Puedes crear cualquier cosa, todo lo que pase por tu mente con esta mágica masa de azúcar, tintarla, modelarla... no hay límites sólo tu propia imaginación...


Bueno y tu bolsillo porque los ingredientes no son fáciles de conseguir si no vives en ciudades como Madrid, Barcelona, y sin darte cuenta te dejas un buen dinero en accesorios e ingredientes. Las dudas que me surgieron fueron muchas ¿cuánto de fina tiene que ser la masa para cubrir la tarta? ¿qué relleno utilizo? ¿cuanto pongo? ¿hay que bañar el bizcocho?... Cuando elaboré la masa de azúcar no sabía la consistencias que tenía que tener, por lo que no sabía cuando parar de añadir azúcar, porque la masa seguía siendo pegajosa, muy pegajosa (y es que es muy pegajosa) finalmente me casé y dije <<esto sigue pegajoso y creo que lo continuará siendo>> y es así, la masa de fondant de nubes se pega a todo, por eso hay que trabajar SIEMPRE con margarina y poner donde se esté amasando azúcar glasé o harina de maíz, después he descubierto otros tipos de masas que se utiliza en diferente ocasiones según las necesidades por  ejemplo; la Masa Laminada, que no es tan pegajosa (aunque lo sigue siendo pero no tanto como la de nubes) pero que también tiene sus inconvenientes, yo opino que es más inestable y cuando digo inestable es que en más de una ocasión me ha dado algún que otro disgusto y he tenido que tirar unos cuantos kilos de azúcar glasé y demás ingredientes ¡con las energías que pierdes amasando! cosa que con el fondant de nubes nunca me ha pasado, es muy fiable, pero la pasta laminada cubre las tartas estupendamente y les da un acabado muy profesional como aterciopelado y perfecto... eso es PERFECTO, aun no he descubierto porque me da estos disgustos... he probado varias recetas y creo que estoy empezando a pillar el punto... cuando lo consiga pondré la fórmula mágica. El bizcocho ideal para ésto es el MADEIRA SPONGE CAKE, un bizcocho firme, muy firme, para aguantar el peso de todo el azúcar y relleno... cuando lo haces está tan esponjoso y tierno... muy rico, y pensé <<para que mojarlo con lo rico que está así, lo relleno y listo>> ERROR!! se seca mucho y si lo cubres con fondant ¡ya ni te cuento! es como si el poco agua que le quedase al bizcocho lo terminase de absorver la pasta, bueno ¡qué no hay quien se lo tragara! pero de sabor muy bueno.  Hay que bañarlo con almíbar, al principio lo bañaba poco, después mucho y se me salia el líquido y me afeaba el trabajo pero ya le he pillado el punto. Es imposible que en una sola entrada de este blog pueda explicar toda esta técnica de repostería, pero poco a poco iré contando mis propias experiencias, subiré recetas útiles y básicas para elaborar estas tartas. Os dejo las fotos de mi primera tarta ¡veo muchos fallos! Me quedó seca, porque no la bañé, pero estaba muy buena de sabor, se solucionó añadiendo un poco de licor de naranja a cada plato cuanto la corté, que con el chocolate  le dio un punto muy rico. Tardé en hacerla unas ocho horas, más o menos, no me acuerdo, y estaba rellena de chocolate negro, no me acuerdo si también llevaba naranja.
Bueno, Por hoy es todo, lo que he contado es mi experiencia, puede que otras personas no compartan mis impresiones pero ya os digo que es sólo mi experiencia en la elaboración de estas tartas. Besitos.



También te puede interesar...

0 comentarios

Subscribe