Tarta Velero para Sara y Paco

lunes, septiembre 24, 2012

Rosi quería una tarta especial para un día importante, el compromiso de su hijo Paco con Sara, tenía muy claro lo que quería una tarta con un Velero pero no con un velero cualquiera sino con Melacolía.
Lo primero que hice fue modelar el barco, para que pudiera estar seco totalmente el día de la entrega y por si tuviera que hacer cambios hubiera tiempo para hacerlos, pero no hizo falta realizar ningún cambio y a la primera quedó tal y como lo quería, estuvo casi una semana esperando el momento de ocupar su lugar principal en la tarta. Para modelar el barco usé fondant con CMC.

Sobre el sabor de la tarta Rosi también lo tenía muy claro, CHOCOLATE, todo chocolate, 550 gr de chocolate negro llevaba la tarta, una tarta de 12 raciones, bizcocho de chocolate, la receta está aquí, relleno de chocolate y almíbar de chocolate, sólo faltó que el fondant también fuera con aroma a chocolate.

La decoración la tuve clara desde el primer momento, sólo había hecho hasta el momento una tarta con un barco, pero no tienen nada que ver una con otra, quería también una decoración totalmente diferente, así que decoré con cabos y salvavidas. A la hora de colorear el fondant que cubriría el bizcocho, mezclé fondant blanco y azul y  no lo amasé mucho para que aparecieran diferente tonalidades de azul imitando de esta forma al mar, para la cuerda cabo usé mi queridísima  pistola de fondant ¿qué haría yo sin ella? el texto y los número del barco los escribí con un rotulador de tinta comestible negro y para los salvavidas usé una bolsa de conjelados para conseguir un resultado más realista ¿quieres saber cómo? si es así estás de suerte porque he hecho un vídeo tutorial de cómo los hice y hay más sorpresas, además de ver mis huesudas manos podréis escuchar mi voz, por primera vez he dejado las explicaciones, no me gusta oír mi voz... hasta me da vergüenza escucharme, pero ahí os lo dejo... tal vez con un poco de suerte algún día también os mostraré mi careto... https://youtu.be/nsSWspV5mW8


Según me han contado los propios protagonistas de la tarta, fue todo un éxito, gustó mucho por fuera y por dentro y a Melancolía, el velero de azúcar, lo indultaron, no se lo comieron ¡qué alegría saber que mi trabajo contribuyó  a un día tan bonito y especial!. Enhorabuena a los novios
Hasta la semana que viene! Besitos

También te puede interesar...

0 comentarios

Subscribe