Hombrecitos de Jengibre. Decoración

jueves, diciembre 10, 2015

En la publicación anterior os enseñé a hacer la masa se estos hombrecitos de jengibre, fácil y deliciosa y ahora vamos a terminar decorando esta galletas.

La decoración es igual de sencilla que la elaboración de la masa, vamos a dibujar líneas con glasa real, haciendo diferentes gestos enfadado, contento, asustado...


Necesitaréis las siguientes herramientas para hacer una decoración en tres colores, blanco, rojo y verde

• Tres mangas pasteleras desechables
• Tres boquillas del número 2
• Tres adaptadores para boquilla
• Tres pinzas para cerrar las mangas (optativo)
• Colorante para alimentos en gel o pasta rojo y verde.

Y glasa real o royal icing, así como unos caramelos para decorar.

Dividiremos la glasa en tres, con la blanca rellenaremos una de las mangas pasteleras y estará lista para empezar con la decoración y con el resto de la glasa la colorearemos con una pizca de colorante en pasta o gel rojo y verde, nos ayudaremos de un palillo para dar color a la glasa.


He hecho un vídeo donde podéis ver cómo he decorado las galletas es el siguiente https://youtu.be/4Y2DsVTwrls



Voy a explicaros aspectos sobre la glasa, en anteriores publicaciones de galletas os he puesto la receta de la glasa, os la voy a volver a escribir al final de esta entrada para que no tengáis que ir buscándola por el blog, es una receta 10, os va a encantar. Pero antes quiero hacer un ranking de diferentes tipos de glasa real, empezaré por la que más me gusta y terminaré por la que no me gusta nada y no os recomiendo que uséis:

♥ En primer lugar, la glasa real que más me gusta es... ¡el preparado en polvo que venden! pues sí, es la que más me gusta, esta muy rica y cubre muy bien las galletas, no es mejor que la glasa que hago pero es rápida, cómoda, higiénica y te ahorras tiempo de cocina, en limpieza y orden. Simplemente añades el agua suficiente al preparado y ¡a decorar! También me gusta porque no hay manipulación del huevo así que es perfecta.

♥ En segunda posición, la glasa que preparo con la receta que tenéis en el blog, riquísima y de muy buena calidad y tampoco usamos huevo directamente, lo sustituimos por albúmina.

♥ En tercer lugar podemos hacer la glasa a base de claras de huevo pasteurizadas, las venden en el supermercado, la receta es muy sencilla a una clasa de huevo le añadiremos azúcar glas, en polvo ... hasta que obtengamos la fluidez que deseamos, es importante añadir también unos gotitas de zumo de limón, es un conservante natural. Este tipo de glasa no es de mis favoritas, la glasa no queda tan bien como las dos anteriores, y aunque las claras están pasteurizadas, estamos manipulando el huevo.  

♥ Y en cuarto lugar, la glasa hecho con claras de huevo directamente... no la recomiendo en absoluto, por la manipulación del huevo y por la mala calidad de la glasa, y habiendo posibilidades mucho mejores no tiene sentido usarla.

Después de todas estas explicaciones aquí tenéis la receta de la glasa real 

GLASA REAL


INGREDIENTES

2 Tablespoons y media de albúmina libre de impurezas (cada Tablespoons tiene 15 gramos así que hay que poner un total de 37 gr de albúmina)
70 ml de agua
500 gr de azúcar super fina, azúcar polvo
1/4 teaspoon de cremor tártaro (un cuarto de cucharadita de té) El cremor tartaro sirve para que no se separe el agua de nuestra glasa cuando la glasa lleva horas hecha, así que si no le añadís cremor tampoco va a afectar a la glasa, pero es bueno ponerlo para que puedas guardar la glasa y al día siguiente poder continuar decorando galletas.
Un poco de aroma, la cantidad depende de la marca del aroma, en la etiqueta debe poner la cantidad recomendada.



PREPARACIÓN

Mezcla la mitad del azúcar con el resto de los ingredientes secos durante unos minutos, puedes hacerlo con un robot de cocina pero a velocidad mínima, si no quieres ver toda la cocina cubierta de azúcar. Incorpora el agua y el aroma,  mezcla bien todos los ingredientes en el robot de cocina durante 4 minutos a baja potencia, cuando esté todo bien mezclado incorporar el resto del azúcar y mézclalo 4 minutos más, la glasa tendrá una consistencia bastante dura. Importante!! siempre hay que mezclar a la velocidad más baja, no nos interesa que entre aire en la glasa.

El azúcar no hace falta tamizarlo siempre y cuando esté suelto, yo vivo muy cerca del mar y con la humedad a veces no está suelto así que lo tamizo, no lo hago siempre, normalmente cuando abro un paquete nuevo no hace falta, pero cuando lo tengo unos días abierto, sobretodo en verano que hay muchísima humedad y sí que hace falta tamizarlo, eso lo tendréis que ver vosotros si es o no necesario tamizar.

Ya está hecha la "glasa madre" es una glasa muy espesa, la pondremos en un recipiente tapado y la guardaremos en la nevera, aguanta hasta 15 días en la nevera. De ahí sacaremos la cantidad de glasa que que necesitemos para decorar y guardaremos el resto en la nevera, saca la cantidad que vas usar en un cuenco y  rebájala con agua para que sea más fluida y pueda cubrir la galleta, el agua hay que incorporarla muy poquito a poco yo uso un biberón de cocina y gota a gota voy preparando la glasa, una vez tiene la consistencia deseada le añades el colorante mojando un palillo en el colorante para alimentos y poniéndolo en la glasa, muy poco a poco. 

Os estaréis preguntando y ¿cual es la consistencia adecuada?, ahí no os puedo ayudar mucho... lo que sirve aquí es la experiencia, te recomiendo que las primeras veces hagas tu glasa y pruebes la consistencia en galletas compradas, del tipo María, perfila, rellena con la glasa y verás si es necesario añadir más o menos agua, si te ha quedado muy líquida podrás recuperar la glasa añadiendo un poco más de glasa madre y  mezclando bien, verás que pronto sabrás cual es la consistencia ideal para cubrir y decorar tus galletas.

Hasta la siguiente publicación. Besitos ♥



Receta de la glasa: Mensaje en una Galleta.

También te puede interesar...

0 comentarios

Subscribe