Tarta Tren

sábado, diciembre 11, 2010
Esta tarta la hice a lo largo de dos semanas. Con unas plantillas que dibujé yo misma corte el Pastillaje Filipino de los cuatro lados de los dos vagones, tardaron dos días en estar totalmente secos,  los animalitos y payasos fueron modelados con Pasta de Goma, y también tardaron dos días en secar por completo. Tanto el pastillaje como la pasta de goma secan muy
rápido y hay que trabajar deprisa a la hora de modelar. El bizcocho fue apilado y sujetado con brochetas de madera, palillos largos. Una vez cubiertas con Pasta Laminada, les pegué las paredes de Pastillaje, simplemente con un poco de agua fue suficiente, no me hizo falta ningún tipo de pegamento comestible ni glasa. Preferí cubrir primero con la pasta laminada todas las tartas para terminar de afianzar el trabajo y cuando ya estuve segura que la estructura aguantaba le puse las paredes de pastillaje filipino. Todas las piezas, las paredes y las figuras estaban bien secas cuando las fijé a la tarta y para que todo estuviera en su sitio mientras se secaba utilicé unas gomas elásticas que rodeaban cada uno de los vagones. Como hacía calor, más de 30 ºC, y era una tarta muy grande que no podía meter en la nevera, la rellené de Nutella así no había problema de que se estropease, el bizcocho era de chocolate bañado en almíbar de chocolate con un punto de vainilla y canela y junto con la Nutella quedó muy rica. La trasladé con las gomas para evitar que los muñecos o las paredes pudieran caerse y cuando llegué al local de la celebración corté las gomas, todo salió bien quedó todo en su sitio. La verdad que estaba temiendo que alguna pieza no soportase el peso pero... ¡funcionó! el conjunto entero estuvo dos días bien tapadito secándose. Como cada tarta estaba en bandejas independientes el traslado fue sencillo, aunque cada una de ellas pesaba lo suyo, calculo que me salieron unas 75 raciones. Las fotos no son buenas porque mi cámara es bastante normalita y la luz del local no era muy buena... lástima después de tanto trabajo no tener unas buenas fotos...
Gustó mucho a todos los invitados, y qué caras de sorpresa al entrar y ver presidiendo la mesa esta tarta tan gigante, la tarta del cuarto cumpleaños de mi pequeñín Kike. La última foto es una foto detalle del vagón de los payasos, el techo es una piscina donde dos focas juegan. Esto es todo, Besitos.

También te puede interesar...

2 comentarios

  1. a esta tarta es imposible ponerle precio...aluciné cuando la vi...y mis hijos no t digo!

    ResponderEliminar
  2. la verdad es que no sé que precio poner, no veas lo que me lo pensé, no sabía si terminaría manteniéndose todo en su sitio y con el calor que hacía.

    ResponderEliminar

Subscribe