Tarta Cara de Dora la Exploradora

domingo, julio 31, 2011
Esta es mi segunda tarta de Dora la Exploradora muy diferente a la primera, he reproducido la cara de Dora  para el cumple de Alba, ¡su primer cumple! su mamá quería que todo fuera perfecto, como es normal, y yo me esforcé para no decepcionarla y me salio una tarta mucho más grande de lo que me pidió, me dijo doce raciones y esta tarta tiene como mínimo veinte. Todo empezó con el bizcocho, empecé a preparar y mezclar los ingredientes y cuando fui a añadir los huevos me di cuenta que había preparado todo para un bizcocho de doce huevos, cuando yo quería hacerlo de seis y recortarlo para dar la forma de la cabeza..., decidí poner sólo diez huevos, la harina correspondiente y al horno, estaba temiendo que el bizcocho quedase demasiado esponjoso por la cantidad de margarina que había puesto... y el bizcocho empezó a crecer, a crecer y a crecer, y yo pensando "como siga creciendo se me va a salir del horno" y ¡pedazo bizcocho que salió! el grosor impresionante, si llego a echar dos huevos más no sé lo que hubiera pasado ¿habría estallado el horno? jajaja. Al desmoldarlo quedó entero, lo noté muy blandito y esponjoso, pense "horror, esto no va a soportar el peso de la cobertura", pero noooooooo al enfriarse cogió la consistencia adecuada para trabajar con él, y ya que tenía un bizcocho muy hermoso decidí hacer la tarta un poco más grande, pero se me fue la mano y me pasé un poquito de tamaño. Alba ha podido ver a su amiga Dora a tamaño natural.
Os pongo la siguiente foto para que veais lo alta que era la tarta, estaría cerca de los 15 cm y con un sólo bizcocho, la decoré en rosa como la camiseta de Dora y le añadí las flores azúles como la pulsera que lleva, y una vez más utilizé mi pistola de fondant para dar forma a la cara y perfilar toda la tarta.
En esta ocasión utilicé mi pasta laminada, no el fondant comprado como en la Tarta de Cumpleaños,  y tengo que reconocer que es una masa ¿cómo diría?... los acabados son más "rústicos" y totalmente mate, pero no la funde el calor y aguanta la humedad perfectamente, es una masa todo terreno, es más trabajosa porque al ser más dura hay que amasarla muy bien hasta que tenga la consistencia elástica y blandita necesaria pero no me falla.
Termino con los sabores, bizcocho de vainilla (aun me queda medio que seguramente congelaré) relleno de Nocilla y todo bañado de almíbar de vainilla.

Gracias Beatriz por la confianza que has depositado en mi trabajo para un día tan especial y único, espero que Alba la disfrutase mucho.
Hasta la próxima!
 

También te puede interesar...

2 comentarios

  1. Una tarta estupenda, felicidades.

    No conocía tu blog, con tu permiso me quedo como seguidora.

    Si te apetece, te invito a seguir mi blog.

    Un abrazo y hasta pronto.

    ResponderEliminar

Subscribe